El rostro más suave de papá… con Thalgo

ThalgoMen

En un sencillo cálculo matemático podemos deducir que un hombre puede llegar a invertir unas 1.800 horas de su vida en el afeitado, es decir: ¡75 días ininterrumpidos afeitándose! Para que esa rutina no les cueste la piel es necesario utilizar los mejores cosméticos que preparen y que reparen la piel del rostro, como los de ThalgoMen.

El pelo puede llegar a cubrir un tercio de la piel del rostro masculino. Según sea más o menos poblada, una barba puede llegar a tener de 3.000 a 25.000 pelos que crecen casi 0,4 mm diariamente. Desprenderse implica hacer uso de la maquinilla o de una máquina de afeitar eléctrica que rasuran el pelo pero también se llevan por delante las células más superficiales de la capa córnea. Esta exfoliación hace que la película hidrolipídica de la piel se altere, dando paso a la sequedad cutánea. El afeitado constituye, pues, la agresión diaria más seria que sufre la piel masculina y algunas veces mal tolerada por las pieles más sensibles. Afeitarse de la forma adecuada minimiza las agresiones. Utilizar los productos adecuados tras el rasurado refrescará la piel y restablecerá el equilibrio perdido.

Gel de Afeitado y Balsamo After-Shave, de ThalgoMen

Consejos Thalgo para un buen afeitado:

  • El mejor momento para afeitarse es por la mañana.
  • Humedecer el rostro con agua caliente para abrir los poros.
  • Aplicar una cantidad generosa de producto Gel de Rasage ThalgoMen*.
  • Dejar reposar el gel unos instantes para ablandar la barba
  • La primera pasada con cuchilla se realiza en dirección del pelo y la segunda a contrapelo.
  • Afeitar primero las patillas y seguir por las mejillas. Es recomendable dejar la barbilla, las comisuras de los labios y el cuello para el final. En este intervalo de tiempo el gel habrá penetrado más a fondo y facilita la operación.
  • Utilizar ambas manos para una apurado perfecto: mientras una estira la piel con la otra se pasa la cuchilla.
  • Si es necesario se puede volver a enjabonar el rostro y realizar un segundo rasurado total
  • Las maquinillas deben limpiarse tras cada pasada bajo el chorro de agua caliente, sin utilizar nada más.
  • Aclararse bien la piel y con agua fría, para cerrar el poro y evitar la flaccidez de los tejidos.
  • Secar el rostro y el cuello con una toalla, dando ligeros toques sin frotar.
  • Aplicar Baume Après-Rasage, de ThalgoMen** en el rostro sin olvidar la piel del cuello y doble mentón.
  • Las famosas palmadas sobre el rostro al finalizar el afeitado tienen un sentido: estimular la microcirculación sanguínea y contribuir a potenciar la acción cosmética del producto.

Gel para el Afeitado ThalgoMen*
Preserva la suavidad de la piel gracias y la protege gracias a su Algue Bleue Vitale, reguladora del estrés cutáneo. Además posee un activo de efecto “tirita” que purifica y minimiza las irritaciones. Además optimiza el paso de la cuchila y se aclara fácimente preservando la suavidad de la piel.
Su precio: 24,40€/100ml.

Bálsamo Aftershave ThalgoMen**
Sin alcohol, su fórmula fluida y fresca es única: se aplica en un solo gesto y penetra al instante. SUs activos calmantes y reparadores protegen eficazmentela piel de los efectos del afeitado y la relajan. COn su uso habitual la piel recupera la elasticidad y el confort.
Su precio: 30,30€/75ml